EL CONDUCTOR BORRACHO

    Un hombre va conduciendo su automóvil en alto estado de alicoramiento, cuando es detenido por un policía que le dice: 
    —Lo lamento amigo pero debo aplicarle una multa...
    —Por favor señor policía...—suplica el beodo—. No me multe, reconozco que he tomado algunos tragos, pero es que la situación lo ameritaba; vengo feliz porque estaba en el sepelio de mi suegra...


    —Está bien; le daré una oportunidad; contésteme lo siguiente: Esta usted en la carretera de noche, y a lo lejos ve que dos luces redondas avanzan hacia usted. ¿Que es lo que viene?
    —Pues, yo creería que es un coche...  
    —Lo siento, su respuesta es deficiente; si es un coche, pero podría ser un Ferrari, un Mazda o un Mercedes.. Le pondré la multa —Dice el policía.
    —No señor policía, no me multe, deme otra oportunidad por favor...—Suplica de nuevo el borracho.
    —De acuerdo —accede el policía. —Le daré su última oportunidad. Esta usted en la misma carretera, pero esta vez no ve dos luces sino solo una. ¡¿Que es?
    —Pues... yo creería que es una motocicleta...
    —Nuevamente su respuesta es deficiente. Podrían ser de 125 CC, de 250 CC, o de 500 CC... No tengo más alternativa que ponerle la multa... 

    —De acuerdo ponga la multa, pero antes déjeme que yo también le ponga un acertijo —Dice el borracho.
    —Muy bien —Dice el policía—. Yo soy muy bueno para los acertijos. ¿Cual es el suyo?
    —Usted va conduciendo su automóvil de noche y de pronto ve al lado de la carretera dos mujeres con faldas cortas y con profundos escotes, que le hacen señales para que se detenga... ¿Quienes son?
    —Esta muy fácil —contesta el policía—.  Naturalmente que son dos prostitutas...
    —Respuesta deficiente! —Dice el borracho—.  ¡¡¡Podría ser su mujer con su hermana, o con su madre.!!!!!



Aporte de BACANTES

Vea más chistes en la columna derecha

Escribe tus chistes en Los COMENTARIOS     
La risa; remedio infalible.
Comparte el chiste con un amigo 
              

LA ESTATUA VIVIENTE


    Una mujer casada estaba en la alcoba con su vecino, cuando siente llegar el carro de su marido. Sorprendida se para como un resorte y le dice a su amante:
    —Rápido, párate en ese rincón que ya regreso. 

    La mujer va a la cocina y regresa con aceite, harina y la tapa de una olla. Unta aceite en todo el cuerpo del hombre, le espolvorea harina, le da la tapa,  lo coloca en la posición de la escultura griega de el discóbolo, y le advierte:
    —¡Quédate quieto, eres una estatua.!
    —Hola mi amor, y ¿esto que es?  —Pregunta el marido cuando entra, refiriéndose a la estatua.
    —Ah, es la réplica de una escultura griega. —Responde la mujer—. Es la nueva moda para las alcobas; los Rodriguez compraron una, y yo no quise quedarme atrás y me compré esta.

    No hablaron nada más, pero a las 2 de la madrugada el marido se levanta, va a la cocina y trae un suculento sandwich y una caja de jugo, se lo entrega  a la estatua y le dice:
 —Toma, cómete esto que debes tener hambre; Yo también estuve de estatua en la casa de los Rodriguez, y pasé 2 días sin que nadie me diera nada. ¡¡¡ Yo sé lo que se siente.!!!

   

Aporte de ATREO 
Vea más chistes en la columna derecha
Escribe tus chistes en Los COMENTARIOS     
La risa; remedio infalible.
Comparte el chiste con un amigo 
              

EL ABOGADO DEL DIABLO

CHISTES PICANTES
     En una organización de narcotraficantes; el capo es apodado "El Diablo"; su principal testaferro es alias "el ternero"; y el abogado es  "el tinterillo".
     Un día están tomando trago el testaferro con el abogado, hablan de la mujer del capo que es una ex-reina de belleza, y el testaferro confiesa:
     —Oye tinterillo, ¿sabes que a mi me encanta esa mujer? Sobre todo me seducen sus pechos, que pechos tan preciosos; yo daría lo que fuera por estar un par de horas con ella...
     —¿En verdad darías lo que sea por hacerlo? 
     —¡Si, lo que sea! Oye tinterillo, ¿Tienes alguna idea? 
     —Pues mira "ternero"; más que una idea, tengo la solución: yo puedo conseguir un producto químico que produce escozor y piquiña durante cinco horas. Se lo aplicamos al brasier de la dama, y cuando empiece la piquiña, yo le digo al capo que eso solo se calma con saliva especial que tienen muy pocos hombres. El capo me va a pedir que consiga el hombre que posee esa saliva. Entonces yo "después de hacer unas averiguaciones", le digo que el único en la organización que tiene esa saliva eres tú, y listo.
     —Me gusta... ¿cuanto me va a costar? —Pregunta "el ternero".
     —Por ser para ti, que eres mi amigo, solo US$ 5.000 ¡precio no negociable!
     El ternero acepta, el abogado consigue el producto, lo coloca en el brasier de la reina, y el plan se lleva a cabo completamente. "Ternero" pasa más de 3 horas haciendo lo que más había deseado, hasta que pasa el efecto del producto.
     Al día siguiente se encuentran nuevamente los dos cómplices y cuando el abogado cobra sus US$ 5.000, "ternero" se niega a pagar diciendo:
     —No pienso pagarte ni un centavo, y tu no puedes ni siquiera acusarme con el capo, porque  el único culpable eres tú, quien lo planeó todo...
     El abogado no dijo nada, se retiro en silencio y pensativo pero al siguiente día...  ¡¡¡ COLOCÓ EL PRODUCTO QUÍMICO EN LOS CALZONCILLOS DEL CAPO.!!!!!!

Moraleja: Es peligroso no pagarle a un abogado....


Aporte de LA CALDERONA 
                                 
                                 Diviértase:con los chistes de la columna derecha
Un día sin sonrisas es un día gris...
Envía el chiste a un amigo 
              

EL SALVADOR MILAGROSO

CHISTES FINOS    
     En un parque hay una señora con su pequeño hijo de 5 años y ella decide darle una moneda para que se compre un helado.
     El niño se mete la moneda en la boca y sale corriendo al puesto de los helados, pero tropieza y se atraganta con la moneda.
     La señora corre inmediatamente, levanta a su hijo, lo coloca boca abajo y le golpea la espalda tratando que escupa la moneda, pero sus intentos son inútiles. Ella no sabe que hacer y el niño se está asfixiando; el color de su rostro empieza a tornarse morado. La pobre señora mira para todos lados buscando ayuda y gritando en busca de auxilio.
    Un señor que está viendo la escena, se acerca con mucha calma y tranquilidad, toma la niño, le baja los pantalones, le aprieta fuertemente los testículos, le dice algo al oído y el chico inmediatamente escupe la moneda.  
    La madre del niño del niño aún con lágrimas en los ojos mira al hombre que ha salvado a su hijo y le dice:
    —Gracias caballero, ha salvado usted la vida de mi hijo, ¿es usted médico?
    —No señora... —Responde el salvador—.  Solo soy un recaudador de impuestos del gobierno...!!!


Aporte de ATENEA 
                                 
                                 Vea más chistes en la columna derecha   
Tu tienes el poder para hacer sonreír al Mundo
Comparte este chiste: